Cremas para la celulitis

Cuando llega el buen tiempo la celulitis se convierte en el objetivo número 1 de los tratamientos corporales. Toma nota de cómo hacerle frente y mejorar el aspecto de la piel de naranja.

  • La celulitis afecta al 90% de las mujeres, incluso las más delgadas.
  • Hoy en día hay cremas anticelulitis y tratamientos estéticos que ayudan a eliminar la celulitis y los centímetros extra. Te descubrimos las cremas más nuevas y cómo sacarle el máximo partido.


Qué es la celulitis. Paso a paso para reducir la celulitis

La celulitis es un problema mayoritariamente femenino. Y es que el responsable de la "piel de naranja" no es otro que la acción de una hormona muy presente en el organismo de las mujeres los estrógenos Su actividad provoca que las células grasas (o adipocitos) que se encuentran debajo de la piel engorden progresivamente (son capaces de aumentar su tamaño hasta 100 veces) y formen los famosos "hoyuelos". Y justo cuando hay más baile hormonal (embarazo o menopausia) es cuando se agrava. Pero hay formas de combatirla con cremas anticelulitis.



Crema anticelulitis: Fórmulas con varios activos anticelulíticos

Los distintos activos de una crema no suman sino que multiplican sus efectos con respecto a su uso por separado. Además de la cafeína, presente en la mayoría de las cremas por su acción lipolítica, debe contener al menos 2 de estos activos:

anticelulitis L-carnitina, que transforma los ácidos grasos en energía.
anticelulitis Activadores de la microcirculación, como vid rojo y ginkgo.
anticelulitis Inhibidores de la formación de nuevos adipocitos, como forskolin y glaucina.
anticelulitis Drenantes, como equiseto y rusco, que eliminan toxinas.
anticelulitis Alisadores como el ácido salicílico, que reduce los hoyuelos.
anticelulitis Reafirmantes como silicio y centella, que mejoran la calidad de la piel.

Crema anticelulitis: Texturas de las cremas anticelulíticas

Los sérums y los sprays se absorben rápidamente y no dejan residuos. Sin embargo, estas fórmulas contienen alcohol que reseca la piel. Utiliza de vez en cuando una anticelulítica formulada en leche o en crema que son texturas más ricas y que además te exigen un masaje, que justamente potencia la eficacia del producto.

Crema anticelulitis: Elegir una crema anticelulítica adecuada para tu celulitis

La mayoría de las cremas contienen cafeína y carnitina, dos activos lipolíticos o "quemagrasas" de alta eficacia. Las fórmulas se completan con otros activos, en función del tipo de celulitis al que van destinadas.

Cremas para la celulitis blanda o adiposa

Utiliza cremas que contengan una alta proporción de lipolíticos (café verde, cacao, té verde). Conviene que también incluyan activos como la glaucina y el forskolin, que impiden la maduración de los adipocitos para que estos no puedan almacenar grasa.

Cremas para la celulitis acuosa o edematosa

Opta por cremas con activos drenantes o desinfiltrantes (equiseto, hamamelis, hiedra); que refuercen los vasos sanguíneos (castaño de Indias, rusco, vid) y que mejoren la circulación de la sangre como el ginkgo y el mentol. Este último es muy frecuente en los sérums y los geles por su agradable efecto refrescante.

Cremas para la celulitis mixta:

Utiliza dos cremas: por la noche, cuando se almacena grasa, aplica la crema para la celulitis adiposa; y por la mañana, la específica para la acuosa, que aligera tus piernas todo el día.

Cremas para la celulitis fibrosa o compacta:

Elige cremas anticelulíticas de acción intensiva o para "celulitis rebelde". Llevan el máximo de cafeína (5-6%) y activos que rompen los nódulos celulíticos (algas, tiomucasas, piña).

Crema anticelulitis: Cómo aplicar la crema anticelulítica

Utiliza la crema anticelulítica 2 veces al día (mañana y noche) y durante un mes como mínimo. Si no eres constante y lo haces de vez en cuando, no verás resultados. Para aplicarla, date un masaje de 5-7 minutos -cuanto más tiempo mejor- para "romper" los nódulos de la celulitis y favorecer la eliminación de los desechos.

Crema anticelulitis: Máxima penetración de la crema anticelulítica

Utiliza la crema anticelulítica 2 veces al día (mañana y noche) y durante un mes como mínimo. Si no eres constante y lo haces de vez en cuando, no verás resultados. Para aplicarla, date un masaje de 5-7 minutos -cuanto más tiempo mejor- para "romper" los nódulos de la celulitis y favorecer la eliminación de los desechos.

Crema anticelulitis: Productos para aplicar la crema anticelulítica

La crema anticelulítica dobla su eficacia si sus activos atraviesan las capas de la piel y llegan al tejido adiposo. Dos técnicas infalibles:

anticelulitis El roller. Un rodillo dotado de microagujas que, sin dañar la piel, abren microcanales en la epidermis y permiten la mejor difusión de los activos. Utilízalo (con suavidad) antes y después de aplicar la crema contra la celulitis.
anticelulitis La envoltura. Envuelve bien la zona con piel de naranja con film de cocina transparante o una bolsa de basura. El calor "abre" los porros y mejora la absorción de la crema anticelulítica. Déjalo actuar entre 1 y 2 horas.

Crema anticelulitis: Sácale más partido a la crema con un masaje celulitis

El masaje ayuda a que la crema se absorba, moviliza el agua y favorece la formación de colágeno. Debe durar 5-7 minutos.

Con la palma de las manos, aplica la crema con movimientos ascendentes en los muslos y en círculos (en el sentido de las agujas del reloj) alrededor del ombligo.
Pelliza un pliegue y suéltalo. Repite de arriba abajo en el vientre y del interior hacia el exterior del muslo.
Con los dedos "en rastrillo", efectúa 5 alisados en los muslos, de abajo arriba.
Une ambas manos alrededor del tobillo y súbelas 5 veces hasta las ingles.

Crema anticelulitis: Multiplica la eficacia de las cremas anticelulíticas

Un spray para la ropa, una envoltura, exfoliar la piel... Son gestos muy sencillos que te ayudaran a sacarle mucho más partido a tu crema anticelulítica. Una vida sana complementada con una sabia dosis de cosméticos específicos es la base para detener la celulitis.

1.- Enriquece tu crema anticelulítica

Añádele 2 gotas (¡solo 2!) de un aceite esencial activador de la circulación como el de ciprés o romero. Incorpóralas a la cantidad de crema que hayas depositado en la mano (no las viertas dentro del tarro) y justo antes de aplicarla para que conserven sus propiedades. El efecto anticelulítico de tu crema será todavía mayor.

2.- Exfolia la piel

Si preparas la zona donde vas a aplicar la crema esta actuará mejor. El gommage (o peeling) activa la circulación y elimina las células mueras que bloquean la penetración de las cremas. Una vez a la semana, masajea la piel suavemente con un guante seco durante 1-2 minutos o usa la exfoliante corporal con microgránulos antes de aplicar el anticelulítico.

3.- Una ayuda desde el interior

Lleva una alimentación saludable que sea pobre en sal y grasas saturadas. Los complementos alimenticios (cápsulas y tisanas) de acción drenante y detoxificante del hígado (cardo mariano, alcachofa, boldo, ortosifón, etc.) también ayudan a que aumente la eficacia anticelulítica de la crema.

3.- Ejercicio físico: doble beneficio

La crema anticelulítica moviliza la grasa pero no la "quema". Hace falta una cierta actividad física para que las grasas se quemen y se conviertan en energía. Si aplicas la crema justo antes de realizar ejercicio aeróbico (caminar, running, una clase de step o zumba, etc.), ambas acciones -movilizar y destruir- se encadenan.

3.- Hidrata la piel

Si justo antes de la crema anticelulítica aplicas una crema hidratante, la epidermis se "rellena" de agua y los activos anticelulíticos penetran con más facilidad. Debes esperar unos minutos entre una y otra para la hidratante se absorba bien. Las hidratantes con retinol son especialmente eficaces, ya que alisan la piel.

Lo más nuevo en cremas anticelulíticas

Ponte la anticelulítica en la ropa. Los sprays que se rocían en la ropa son lo último para combatir la celulitis. Se pulverizan en la parte interna de la prenda antes de vestirte (pantalones, medias...) y la fricción entre el tejido y la piel libera los activos directamente en la zona afectada.